Afecciones hepaticas en gatos




Veterinaria Online – Afecciones hepaticas en gatos

veterinaria online afecciones hepaticas en gatos

De las afecciones hepaticas en gatos, el 50% corresponde a la lipidosis hepatica felina y el 25%, a las enfermedades inflamatorias.
Y un porcentaje menor corresponde a:

– Shunts portosistémicos
– Neoplasias: Linfoma, carcinoma y mastocitomas hepáticos.
– PIF (Peritonitis infecciosa felina)




Signos clinicos de las afecciones hepaticas en gatos

veterinaria online ictericia en gatos

– Anorexia o falta de apetito
– Perdida de peso
– Debilidad
– Diarrea
– Vomitos
– Ictericia o coloracion amarillenta de mucosas
– Fiebre
– Materia fecal color gris
– Convulsiones
– Orina color oscuro
– Poliuria/Polidipsia
– Aumento del tamaño hepatico
– Presencia de sangre en heces

Anormalidades en la bioquimica sanguinea
Especificamente se veran alterados los valores de:

• Albúmina
• Urea
• Glucosa
• Bilirrubina
• Colesterol
Enzimas hepaticas:
– AST
– ALP o FOSFATASA ALCALINA
– ALT o GPT: Es hepatoespecifica
– GGT: Es hepatoespecifica en gatos y ademas, resulta mejor que la FAS para evaluar el sistema biliar.

A pesar de lo que muchos creen, valores aumentados de las enzimas hepaticas no permiten evaluar completamente la funcion hepatica, para ello, si o si, debemos evaluar ALBUMINA, BILIRRUBINA, COLESTEROL, UREA Y GLUCEMIA. Y esto es debido a que, por ejemplo, la albúmina es una proteina producida por el hígado, por ende, ante una afeccion de dicho organo, su valor disminuye, del mismo modo ocurre con el colesterol, la urea y la glucosa, los cuales tambien disminuyen con una función deficiente del higado.
Por otro lado, la bilirrubina puede verse aumentada ante una afeccion hepatica.
El colesterol y la albumina, solo se veran aumentados, ante una colestasis.

Con referencia a las enzimas hepaticas, podemos concluir que:

ALT o GPT: se ve aumentada en los casos de pancreatitis, enfermedad intestinal inflamatoria, enteritis, hipoxia, diabetes, anemia, insuficiencia cardiaca congestiva.
AST o GOT: se ubica en la mitocondria, por lo cual, ante un daño hepatico severo en el cual se produce muerte o necrosis de la celula hepatica (hepatocito), esta se libera traduciendose en un aumento de su valor en sangre.

Deja un comentario