Hepatitis Canina




La hepatitis canina es una enfermedad infecciosaespecífica de los carnívoros que se observa en la Veterinaria Online y se debe a un virus aislado en 1933 . Afecta principalmente a los perros jóvenes de tres a doce meses, aunque también puede afectar a los adultos.

El virus responsable es el adenovirus canino de tipo 1 (CAV1), que puede resistir unos diez días en el medio exterior pero que se destruye por calor y rayos ultravioleta.

Contagio:

Se produce por simple contacto entre un animal enfermo y otro sano o por contacto indirecto, a través de objetos o alimentos contaminados. La perra que amamanta puede transmitir el virus a sus cachorros, desencadenando así una forma superaguda de la enfermedad.
El virus penetra principalmente por vía digestiva, a veces por vía aérea. Sólo el perro y el zorro son sensibles.
El virus puede diseminarse en el medio exterior por la sangre y todos los productos de excreción durante toda la duración de la enfermedad. La orina puede ser responsable de contagios durante varios meses después de la desaparición de los síntomas.





Formas clinicas de la hepatitis canina:
La enfermedad puede presentarse en forma superaguda, aguda o subaguda.
La forma superaguda :afecta a los cachorros, que mueren en pocas horas, sin signos particulares.

La forma aguda comprende:
– una fase de invasión, durante la cual el perro está decaido y con fiebre, durante alrededor de 48 horas;
– unafase de estado, durante la cual se observa la aparición de síntomas digestivos (diarrea, vómitos, gastroenteritis, perdida del apetito y aumento de la ingestión de líquidos), aumento del tamaño de algunos ganglios y síntomas oculares (conjuntivitis, opacificación de la cornea que toma un tono azulado).
El perro se recupera por lo general en 6 a 10 días; raramente la evolución de la enfermedad conduce a la muerte del perro, después de una fase de coma.

La forma subaguda presenta basicamente los mismos síntomas que la forma aguda, pero más leves. La recuperación se alcanza en tres a cuatro semanas.

Tratamiento
Es sintomático (rehidratación, vitaminas, protectores hepáticos, antibióticos de amplio espectro, elevadores de las defensas).

Profilaxis
Se logra mediante la vacunación de los animales de todas las edades, la vacuna contra hepatitis infecciosa canina viene combinada con la vacuna contra el moquillo.

Deja un comentario